Dónde comprar Tienda Contactar

Afrontamos los problemas de calidad del combustible a granel

Los modernos motores de riel común de alta presión (HPCR) son ahora comunes en la industria de camiones y con eso, la calidad de los combustibles se convierte en un aspecto cada día más importante.  El diésel que no está “refinado y limpio” puede producir paradas no esperadas, intervalos de mantenimiento más frecuentes y costosas revisiones del motor.

En los motores diésel de baja emisión de hoy en día, el sistema de combustible HPCR inyecta combustible a presiones superiores a 40 000 psi. Estas altas presiones permiten la correcta atomización y un mayor ahorro de combustible, pero para lograrlo, se necesitan estrictas tolerancias en el diseño del inyector.  Estas estrictas tolerancias hacen más vulnerables a los inyectores HPCR contra fallos por suciedad, agua y depósitos, con respecto a los motores con inyectores de unidad. En el pasado, un operador podía inspeccionar visualmente la limpieza de los combustibles y el estándar era “cristalino y brillante”. Hoy en día, el combustible que no está refinado y limpio, seco y libre de problemas químicos puede causar estragos en los motores HPCR. Partículas del tamaño de los glóbulos rojos (2-5 micras) pueden estropear los componentes del combustible HPCR.

Cómo saber si existe un problema con la calidad del combustible

Los problemas con la calidad del combustible, desde suciedad, agua y depósitos químicos, suelen manifestarse como:

  • filtros de combustible en motores obstruidos de forma prematura,
  • reemplazo de inyectores frecuente / prematuro,
  • regeneración más frecuente del sistema de escape.

El resultado de estos problemas con la calidad del combustible puede presentarse como: Menor potencia o ahorro de combustible, su análisis de aceite del motor podría resultar positivo en las pruebas para ‘dilución del combustible’, un mayor número de fallos del filtro de partículas de combustible diésel (DPF) o reemplazos del inyector. El reemplazo del inyector HPCR y la mano de obra pueden superar los 10 000 $ para un motor V6.  Sin olvidarnos de que la pérdida de ingresos producida por la inactividad del equipo puede ser más costosa que el reemplazo del inyector.  

¿Qué puede hacer por la calidad del combustible?

Para responder esta pregunta, debe diagnosticar de mejor manera su problema específico con la calidad del combustible. Puede que se pregunte: ¿tiene el diésel que me suministran el estado más limpio posible?” En una palabra, la respuesta es “no". Los estándares para la limpieza del diésel no han seguido el ritmo de las nuevas tecnologías de motores HPCR actuales, especialmente cuando se trata de suciedad y agua.

«Cada vez que el combustible se transporta, se pueden generar problemas con la suciedad, agua o productos químicos», señala Paul Klick, Director de Ventas globales de Donaldson, Inc. «Lo mejor que un administrador de flota puede hacer para proteger su flota es mejorar la ‘limpieza’ e instalar protecciones para asegurar que no se utilice diésel que no es adecuado».

Esto significa que debe:

  • realizar inspección y limpieza de sus tanques de combustible,
  • instalar protecciones de filtración en sus tanques de combustible,
  • establecer un plan de mantenimiento para inspeccionar su tanque dos veces al año,
realizar una limpieza adecuada a su tanque de diésel a granel.

Los tanques de combustible a granel, desde los tanques gigantes de 750 000 galones revestidos de hormigón, hasta los tanques de 50 galones, suelen tener al menos 1-2 pulgadas de lodo y sedimento (en promedio) en el fondo. El polvo arrastrado por el viento y la humedad pueden penetrar a través de la parte superior del tanque; no obstante, el agua en los tanques es el problema más común. El agua convierte al biodiésel en inestable, haciendo que la glicerina se separe, lo cual puede obstruir la filtración en el motor. El agua puede, además, cambiar el patrón de pulverización del combustible en el inyector, afectar la atomización del combustible y producir la pérdida de potencia y la mejora en el ahorro de combustible.  Inspeccione todos sus tanques de combustible (a granel y en el motor) y realice una limpieza profesional para eliminar los años de lodo, sedimento, microbios y agua atrapada en el fondo del tanque en la capa formada o «rag layer».

Elimine los problemas antes, durante y después desde el tanque a granel

«No puede pasar por alto la filtración adecuada de sus tanques de combustible. Donaldson recomienda un método que comienza con una filtración incorporada de alta eficiencia y que complementa, además, esa protección con un filtrado a granel de tres etapas: limpiar, proteger y pulir».

Paul Klick, Director de Ventas globales de Donaldson

Sistema colector de filtración a la entrada.
Diésel limpio durante la entrega

Un buen sistema colector de filtración de un paso en la entrada de los tanques de almacenamiento a granel sobre el suelo reduce el riesgo de introducir contaminación en sus instalaciones para el almacenamiento de combustible y ayuda a mantener los niveles de limpieza deseados. 

Respiradero de protección avanzada de reacción térmica (TRAP)
Proteja su combustible contra el polvo y la humedad.

«Una vez que el combustible limpio se encuentra en su tanque a granel, usted deseará protegerlo», señala Klick. «Un respiradero de protección avanzada de reacción térmica (TRAP) evita la entrada de desechos de hasta 3 micras, además de la humedad atmosférica al tanque de diésel a medida que este respira. Si realiza el esfuerzo de mantener el diésel limpio y seco cuando se bombea, ¿por qué no realizarlo de esta manera?».  


Límpielo a medida que lo dispensa a su motor

Los filtros de dispensación limpian o eliminan cualquier agente contaminante que pueda haber entrado durante el almacenamiento o el último traspaso de combustible.

«Este es el punto más crítico de filtrado», dice Klick. «Este es el último punto de control antes de que el combustible entre en el equipo. Además, es una gran oportunidad para añadir soluciones absorbentes de agua para asegurar que su combustible esté limpio y seco, lo adecuado para su moderno motor».

La bomba es el lugar más crítico para filtrar el combustible

Si adquiere combustible en paradas para camiones, solicite a su equipo de mantenimiento que contacte con su proveedor de combustible y determine qué protección ofrece al motor de sus camiones. Podría sorprenderle el saber que generalmente, todo lo que se requiere para la dispensación de diésel a granel son filtros de 30 micras de baja eficiencia. Como se ha señalado anteriormente, para los motores HPCR, se recomienda una filtración más estricta (alta eficiencia de 2-5 micras).   Además, sea extremadamente cuidadoso con el tipo de aditivo y la cantidad que entra en sus tanques de combustible. A menudo, el combustible ya está tratado para operar en climas fríos e introducir más aditivos puede aumentar los problemas con la calidad del combustible.

Las paradas no planificadas pueden ser costosas en cualquier industria y existe una creciente preocupación de que muchos de estos eventos estén relacionados con la calidad del combustible. Evitar las paradas no programadas y alargar los intervalos de mantenimiento es una forma segura de disminuir el coste total en propiedad. Uno de nuestros beneficios más seguros en su inversión es la adición de protecciones para mejorar su infraestructura de combustibles.

Klick señala: «Lo mejor que puede hacer para mantener funcionando su equipo es asegurarse de que el combustible que está utilizando esté lo más limpio y seco posible».

Como apareció en Camiones de servicio pesado.

¿Tiene más preguntas?

Cerrar