Tienda Contactar

Seis cosas a tener en cuenta al comprar un captador de polvo

¿Tiene pensado comprar o actualizar un captador de polvo para su instalación? Si es así, le recomendamos tener en cuenta estas seis consideraciones para asegurarse de obtener exactamente lo que necesita:

1. ¿Qué necesita en relación con el control del polvo?

Cada situación de captación de polvo es única, hay que considerar si va a captar astillas, humo de soldadura o semillas de soja; por lo tanto, es importante que no solo entienda el polvo que genera, sino también la forma en que los procesos crean ese polvo. Más allá de determinar el volumen de aire necesario para capturar y controlar el polvo generado en el proceso, debe comprender y definir todas las necesidades de su operación.

Por ejemplo, ¿su proceso solo genera polvo en condiciones desfavorables, o el polvo se genera continuamente mientras se ejecuta el proceso? ¿El proceso se ejecuta de forma intermitente unas pocas horas al día? ¿O se ejecuta sin interrupción durante 8, 16 o 24 horas al día? Si tiene múltiples procesos, ¿se ponen en marcha todos al mismo tiempo? ¿O funcionan algunos en horarios distintos? Cada una de estas condiciones influye en la cantidad y tipo de captadores que debería considerar.

¿Genera suficiente cantidad de polvo como para tener que desecharlo varias veces al día? ¿O la carga de polvo es lo suficientemente ligera como para desecharla con una frecuencia diaria, semanal o incluso mensual? Su respuesta influirá en los métodos de descarga que debe considerar para quitar el polvo del captador y puede sugerir captadores alternativos con más o menos tolvas.

¿Existen normas que debe cumplir para devolver el aire filtrado a sus instalaciones con el fin de aprovechar el ahorro de energía en calentar y enfriar el aire recirculado? ¿O expulsará el aire filtrado a la atmósfera? Si expulsa el aire filtrado a la atmósfera, ¿hay límites reglamentarios para la calidad del aire requerida? Todos estos factores repercutirán de manera directa en la elección de su captador y medio filtrante, y pueden servir para decidir si necesita incluir filtros secundarios o de supervisión.

Conocer los detalles de su operación permite tomar decisiones bien fundamentadas sobre la estrategia para el captador de polvo y ayuda en el paso crítico de seleccionar el captador de polvo apropiado.

Si el espacio es una cuestión primordial en la planta, considere un sistema centralizado de captación de polvo.
2. ¿Puede un proveedor de captadores de polvo configurar un captador que satisfaga sus necesidades?

Cuando se trata de captadores de polvo, rara vez sirve usar el enfoque de «tamaño estándar» para satisfacer las necesidades de cada cliente. ¿Puede su proveedor proporcionar las características que necesita para su situación específica? En muchos casos, las limitaciones de espacio en cuanto a la altura o la superficie ocupada impulsan la necesidad de personalización del captador. ¿Podrá el proveedor de captadores de polvo incorporar elementos auxiliares tales como dispositivos de descarga, equipos de supervisión o de mitigación de incendios y explosiones? ¿Puede proporcionar recubrimientos especiales o modificar el captador para ofrecer valores de presión especiales si fuera necesario? ¿Con qué frecuencia ofrece el proveedor estos tipos de modificaciones? ¿Están dispuestos a aportar consejos sobre estas opciones y accesorios?

Puede personalizar el captador para que quepa en un espacio determinado.
3. ¿Qué soluciones de captadores están disponibles para su aplicación?

Las respuestas que dé a la primera consideración de esta lista sugerirán una variedad de soluciones; algunas ofrecerán beneficios sobre otras soluciones. ¿Ofrece su proveedor de captadores de polvo una variedad de soluciones de captación? ¿O intentará que un captador se adapte a cada situación?

Más allá de seleccionar los medios de cartuchos, mangas o estriados disponibles en el mercado, algunas opciones, como la limpieza intermitente o continua, pueden desempeñar un papel importante en su estrategia de captación. Que el elemento sea óptimo para el proceso y el diseño de un captador puede reducir los costes del equipo y de operación.

También puede ahorrar gastos de capital y operativos utilizando captadores dedicados para partes de su proceso, en lugar de centralizar los captadores de polvo para todo el proceso.

También es importante tener en cuenta los requisitos de servicios para operar un captador. ¿Dispondrá de aire comprimido en el lugar donde se va a instalar el captador? ¿Con qué frecuencia funcionará el captador de polvo? ¿Quién se encargará del funcionamiento y el mantenimiento del captador de polvo? ¿Cuánta potencia consumirá el captador durante su funcionamiento? ¿Puede minimizar los costes si hace funcionar el captador solo cuando se genera polvo? ¿Es posible emplear tecnología de controladores de frecuencia variable con el captador, en lugar de un regulador para reducir aún más los costes operativos? ¿Reunirá el captador que ofrece el proveedor los requisitos específicos de calidad del aire para las emisiones de salida? ¿Cómo supervisará ese nivel de calidad del aire?

4. ¿Qué debe tener en cuenta para garantizar una instalación sin contratiempos?

Por lo general, los principales factores para una instalación sencilla son el tamaño del captador de polvo y el lugar donde se instalará. Los captadores grandes y centralizados representan uno de los extremos del espectro, dado que requieren una o más grúas y un contratista de instalación para fabricar e instalar conductos y equipos asociados. Si puede cubrir sus necesidades con captadores más pequeños o con unidades que no exigen una instalación Plug & Play en el punto de generación de polvo o muy cerca de este, puede limitar o incluso eliminar la necesidad de un sistema de conductos. Esto reduce la instalación a un montacargas y el entramado necesario de instalación de los materiales eléctricos y de aire comprimido que van hasta el captador.

Entender el proceso, ubicar la captación de polvo y minimizar el tamaño del captador ayudan a simplificar la instalación de captadores y sus equipos asociados. Además, revisar el manual de instalación y operación del captador antes de comenzar la instalación puede servirle para identificar herramientas o elementos únicos necesarios para una instalación sin contratiempos. Esta revisión también le indicará las secuencias de montaje que pueden simplificar la instalación. Por ejemplo, a veces, los captadores vienen con una tolva y conjuntos de patas que se deben montar en el puesto de trabajo. En algunos casos, el montaje de las secciones es más fácil si se comienza con la tolva al revés y se invierte toda la unidad tras colocar las patas. En otros casos, es más fácil montar las patas y luego bajar la tolva sobre el conjunto de patas. El manual de instalación, operación y mantenimiento suele ilustrar estos y otros detalles del montaje.

5. ¿Cómo puede obtener mayor rentabilidad de su inversión?

Lamentablemente, la estrategia de captación de polvo no acaba con la instalación de un captador. Operará el captador durante toda la vida útil de su proceso. Esto significa que, aparte del coste de capital de captador de polvo, debe considerar los costes operativos para asegurarse de obtener la mayor rentabilidad durante la vida útil de su sistema de captación de polvo.

Las piezas o filtros de repuesto, la pérdida de producción debido a los tiempos de inactividad y el consumo de energía durante el funcionamiento son costes y gastos que van sumando rápidamente. Para encontrar el captador más apto para su proceso, colabore con su proveedor de captadores de polvo con el fin de comparar los costes iniciales y de funcionamiento de diferentes captadores.

El tipo de captador que seleccione puede influir en la energía necesaria para filtrar el aire. Los filtros que funcionan con menos pérdida de presión estable requieren una limpieza menos frecuente, suelen durar más y, por lo general, reducen la energía necesaria para extraer el aire a través del sistema de captación de polvo. En ocasiones, la instalación de varios captadores más pequeños específicos en distintas partes de su operación le ahorrará gastos operativos sin aumentar el coste de capital. En otras situaciones, los captadores centralizados pueden ofrecer beneficios en cuanto a la facilidad de servicio. Asegúrese de explorar las opciones de diseño, ubicación y estilo del captador antes de tramitar una compra.

Pregunte al proveedor del captador de polvo; nadie mejor que él para ayudarle en caso de que surjan problemas técnicos.

6. ¿Qué tipo de soporte técnico puede esperar del proveedor de su captador tras la venta e instalación?

A la hora de tener en cuenta los costes operativos de un captador, recuerde que llegará el momento en que tendrá que pedir nuevos filtros o piezas de repuesto. Obtener una lista de las piezas de repuesto más comunes de su proveedor de captador de polvo le ayudará a entender los elementos que tendrá que comprar en el futuro. Decida junto con el proveedor si mantiene estas piezas en stock, o si tendrá que comprarlas y mantenerlas en inventario usted mismo. Pregúntele si necesita acudir a un representante de posventa para comprar artículos o si estarán disponibles a través de otros canales de suministro. También puede informarse de antemano con el proveedor del captador, que estará a su disposición si surgen problemas técnicos o necesita asistencia, y le indicará cómo contactar con ellos. 

Seleccionar e instalar un captador de polvo será una decisión con la que convivirá muchos años. Dedicar tiempo a evaluar sus necesidades y sopesar las alternativas disponibles para la captación de polvo le proporcionará beneficios en los próximos años. Esta inversión de tiempo le permitirá tomar una decisión bien informada que puede reducir los costes iniciales y aumentar su satisfacción permanente con el sistema de captación de polvo. Y cuando se trata de comprar un captador de polvo, eso es lo mejor.

Podemos ayudarte a obtener la solución óptima para su aplicación.

Cerrar