Contactar

El respiradero de presilla Donaldson de protección de la cámara se adapta a entornos de defensa hostiles

Se ha probado en combate

Industria: Defensa

Problema: Se buscaba un diseño de un respiradero para una zona de combate para asegurarse de que pueda sobrevivir a escombros y fragmentos explosivos.

Solución: El respiradero de presilla (EPV) estándar de Donaldson de protección de la cámara había pasado las pruebas. 

Recientemente, un contratista de defensa sometido al respiradero Donaldson de protección de la cámara a una prueba ambiental especialmente estricta. La empresa había conseguido un contrato de cinco años para producir la siguiente generación de un vehículo militar todoterreno clásico. Contactó con Donaldson para adquirir un respiradero de protección de la cámara apta para automoción, para colocar los sensores de presión de las válvulas de sus ruedas, los cuales ayudan a inflar y desinflar los neumáticos del vehículo.

«La mayoría de los neumáticos tienen sensores de presión», dice Jake Sanders, director de desarrollo de productos de Donaldson Integrated Venting Solutions. Es necesario un respiradero de protección de la cámara para interactuar con el entorno exterior, con el fin de obtener una retroalimentación de detección precisa, al tiempo que impida la intrusión de agentes contaminantes como agua, hielo, nieve, barro y suciedad».

Con el éxito de las misiones militares en juego, el fabricante debía verificar que todos los componentes pasaran pruebas de calor, choque y vibración. Aunque la empresa ya había decidido proteger la válvula de la rueda con una jaula metálica especial, todo el ensamblaje, incluido el respiradero de protección de la cámara, necesitaba rigurosas pruebas de campo. Tras estudiarlo en profundidad con el fabricante del vehículo, Donaldson proporcionó dos diseños para la prueba: su respiradero de presilla EPV estándar de protección de la cámara y su modelo de presilla EPV de bajo perfil.

«Trabajamos en estrecha colaboración con los nuevos clientes para garantizar que no pasen por alto ningún factor importante», dice Nathan Malek, director general de IVS en todo el mundo. «También reunimos la mayor cantidad de información posible sobre los parámetros de la aplicación para garantizar que nuestro producto cumpla con sus especificaciones de rendimiento». 

Las pruebas eran extremadamente duras. El posible cliente sometió los respiraderos de Donaldson a temperaturas que van desde -40 ° C / -40 ° F a 121 ° C / 250 ° F. A continuación se realizaron simulaciones de una zona de combate para garantizar que el EPV pudiera sobrevivir a escombros y fragmentos explosivos fuera de la carretera. El cliente sometió el conjunto a bombardeo de grava a alta presión, luego inspeccionó la membrana de venteo en busca de daños visibles.

«Si la grava pudiera golpear y dañar la membrana, afectaría la protección del agua y la suciedad del respiradero», dice Sanders. «Si se rompiera el respiradero de protección de la cámara, podría tener una fallo de función primaria en el campo».

La empresa informó de que el respiradero de presilla estándar de Donaldson de protección de la cámara había pasado las pruebas. La última pregunta iba con relación al pedido: ¿Se podría confiar en Donaldson para fabricar pedidos de grandes cantidades sin interrupción durante al menos cinco años?

Donaldson hizo referencia a sus 70 años de experiencia en producción de alto volumen y a su trayectoria como socio con docenas de proveedores de primer nivel y clientes entre los fabricantes de automóviles.

¿Tienes más acerca de nuestras soluciones integradas de venteo?

Cerrar