Requisitos sanitarios 3-A – ¿Mi filtro cumple con la norma?

La filtración se utiliza ampliamente en las industrias de alimentos, bebidas, productos farmacéuticos y otras industrias de procesos. Según la aplicación, generalmente se requiere que los equipos sanitarios, de fabricación y diseño mantengan la limpieza en la instalación.

Carcasa para Filtros Sanitarios PF-EG

Entonces, ¿qué hace que un filtro sea sanitario?

Sanitario es una condición que suele confundirse con estéril. (Estéril significa sin presencia de bacterias u otros microorganismos vivos. De acuerdo con las disposición del CFR Título 21 de la FDA, el aire estéril produce que no pasen microorganismos con una tasa de desafío de 107 por cm²).

Sanitario es un término amplio que se relaciona con la salud o la protección de la salud. Un filtro sanitario está diseñado y construido de manera tal que inhibe el crecimiento de bacterias. Todas las superficies de contacto de la carcasa del filtro se pueden limpiar y los usuarios pueden desmontar fácilmente la carcasa para realizar inspecciones o limpieza. Las carcasas sanitarias para filtros se fabrican con materiales que se pueden limpiar y que evitan que los productos se contaminen. Las carcasas para filtros se pulen a Ra 32 µin, no poseen imperfecciones como fisuras o hendiduras, tienen bordes suavemente curvos que facilitan la limpieza y utilizan abrazaderas y otras conexiones sanitarias en lugar de conexiones roscadas que pueden atrapar contaminantes. 

Carcasa para Filtros Sanitarios PG-EG

¿Cuál es el uso típico de los filtros sanitarios?

Las carcasas sanitarias para filtros generalmente se usan en aplicaciones que requieren limpieza. La elaboración de alimentos y bebidas y de productos farmacéuticos suele exigir filtros que estén diseñados, fabricados y certificados de acuerdo con normas sanitarias. Con frecuencia, los fabricantes se basan en organizaciones industriales, como 3-A, que determinan y definen normas sanitarias.

¿Qué son las normas sanitarias 3-A?

Durante la década de 1920, a medida que la economía y los consumidores en Estados Unidos avanzaban hacia la era moderna, se hizo evidente la necesidad de contar con normas más estrictas y uniformes para regular los equipos utilizados en el procesamiento de lácteos. Representantes de tres grupos de interesados, elaboradores, reguladores sanitarios y fabricantes de equipos, reconocieron la necesidad de llevar a cabo una acción cooperativa y presentaron las primeras normas industriales para equipos sanitarios. Estas normas fueron denominadas “3-A” para representar los tres grupos de interés fundadores. Estos grupos fueron los pioneros de algunas de las asociaciones industriales más importantes de hoy, entre las que se incluyen la International Association for Food Protection, la Food Processing Suppliers Association, la International Dairy Foods Association y el American Dairy Products Institute.

Hoy en día, las normas sanitarias 3-A especifican criterios para el diseño y la fabricación de los equipos que entran en contacto con alimentos. Existen 70 normas sanitarias 3-A y nueve prácticas aceptadas 3-A. El objetivo de estas normas es proteger los alimentos de la contaminación y garantizar que todas las superficies que entran en contacto con los productos se puedan limpiar mecánicamente y desmontar con facilidad para realizar inspecciones y limpieza manual.

3-A Sanitary Standards, Inc., opera como una corporación independiente sin fines de lucro. Más de 360 compañías de Estados Unidos y otros 22 países de todo el mundo poseen autorización para mostrar el símbolo 3-A en diversos tipos de equipos para el procesamiento de alimentos. Donaldson se enorgullece de ser una de ellas.

¿Cómo puedo saber si mi equipo cumple la norma sanitaria 3-A?

La manera más sencilla es buscar el símbolo 3-A. Los certificados de Símbolo 3-A de todos los titulares de este símbolo se encuentran en línea. Actualmente, cientos de compañías ofrecen equipos de procesamiento de alimentos y muchos afirman que cumplen las normas 3-A, o incluyen “3-A” en el nombre o designación de un modelo. Las carcasas sanitarias para filtros de Donaldson no solo están diseñadas y fabricadas de acuerdo con las normas 3-A, también cuentan con certificación 3-A. Para ver una lista de las carcasas para filtro 3-A de Donaldson, contáctenos.