Mostrar búsqueda Menú

Donaldson Apoya la Capacitación Laboral de Veteranos con Donación de Ventilación

MINNEAPOLIS (19 de junio de 2017) – Workshops for Warriors, un programa avanzado de capacitación en fabricación para veteranos militares en San Diego, California, ha triplicado su capacidad de soldadura, en parte gracias a la donación de un sistema de ventilación coordinada por Donaldson Company. 

En 2014, Donaldson donó y planeó la instalación de un colector de polvo Torit® Downflo™ y solicitó a sus proveedores que contribuyeran con otros equipos para una solución completa de polvo y emanaciones. El entorno más seguro ha permitido que Workshops for Warriors amplíe sus estaciones de soldadura de seis a 18, y admitirá 60 cabinas bajo una expansión planificada. En 2015, la Sociedad Estadounidense de Soldadura nombró a Workshops for Warriors como la mejor escuela de soldadura en Estados Unidos.

“Además de contar con el mejor sistema de ventilación del mundo, las otras donaciones han cambiado las reglas del juego”, dice Hernán Luis y Prado, fundador y CEO de Workshops for Warriors. “Ahora tenemos más cabinas de soldadura instaladas en la costa oeste que la Marina de Estados Unidos, el Cuerpo de Infantería de Marina, British Aerospace and Engineering Systems y General Dynamics juntos, y eso solo es posible gracias a Donaldson”.

Workshops for Warriors ofrece capacitación acreditada y gratuita a un promedio de 50 miembros heridos o en transición cada semestre, y más de 500 veteranos intentan inscribirse en el programa cada semestre. Las clases de soldadura y mecanizado avanzado se realizan 12 horas al día, seis días a la semana, lo que permite a los graduados obtener credenciales portátiles reconocidas a nivel nacional en tan solo cuatro meses.

Workshop for Warriors capacita en promedio a 50 veteranos cada semestre. Obtienen un mínimo de tres y un máximo de 15 certificaciones reconocidas a nivel nacional.?

“Estamos enseñando hoy la tecnología del mañana”, señala Luis y Prado, ex oficial de la Marina cuya preocupación por la prevalencia de la adicción a las drogas, el suicidio y la falta de vivienda entre los veteranos lo llevó a comenzar el programa de capacitación laboral en 2008. “Con estas credenciales, los veteranos en transición tienen un camino hacia la libertad financiera para que puedan ir a cualquier parte del mundo y tener un trabajo estable con una progresión profesional de por vida”.

Scott Thomas, director regional de ventas de Donaldson en California y el administrador territorial de Donaldson, Bob Walters, evaluaron las necesidades de ventilación de la instalación a principios de 2014 a instancias del cliente de Donaldson Amada America Inc.

“No era un ambiente de trabajo sano”,afirma Thomas. “El cromo hexavalente es una sustancia cancerígena conocida que se genera al soldar acero inoxidable. Y existen normas OSHA para otras partículas finas respirables. La escuela claramente necesitaba que el control de emanaciones fuera reconocido por las asociaciones de soldadura”. 

Luis y Prado dice que el problema también estaba obstaculizando el alcance de la capacitación.

“Teníamos un gran ventilador que soplaba aire. Eso era”, agrega. “Solo podíamos enseñar soldadura a nivel de principiante y no muy a menudo porque el lugar se llenaba de humo. No podíamos brindarles a los estudiantes la experiencia requerida para trabajos que son estándares de la industria”.

Por recomendación de Thomas y Walters, los ejecutivos de Donaldson acordaron donar un colector de polvo Torit® Downflo™, un modelo de alta eficiencia que produce aire más limpio con hasta el doble de vida útil del filtro, lo cual es importante para una organización sin fines de lucro que intenta mantener tapada la olla de los gastos de mantenimiento.

Durante los siguientes seis meses, Walters, un veterano del ejército, hizo muchos viajes a Workshops for Warriors, y elaboró planos para un sistema que no solo resolvería el peligro inmediato, sino que también crecería con el programa. 

“Necesitábamos tener en cuenta la cantidad de estaciones de soldadura que tendrían con el tiempo, qué tipo de ductos requería, la disposición de los ductos y un lugar en el exterior para ubicar el colector”, señala Walters. “Nuestra motivación era ver a qué se enfrentaban estos veteranos, algunos de los cuales habían perdido sus piernas o brazos, mientras intentaban recuperar una vida funcional”.

Pero el sistema requería otros componentes más allá del colector Downflo, por lo que Walters utilizó sus conexiones en la industria. Los proveedores de Donaldson suministraron los sistemas de conductos y el panel de control. Blender Products, Inc. Proporcionó un Spark Cooler® para dispersión de chispas. Y New York Blower suministró el ventilador sin costo. Reliance Steel & Aluminum incluso aceptó aportar el acero. En total, Walters calcula el valor total del sistema donado en más de $140.000.

“Tuvimos mucha suerte de conseguir a Bob como un líder que contribuyó con su conocimiento de los problemas técnicos. Fue un catalizador para que otras empresas se involucraran”, dice Luis y Prado. “Ahora nuestros estudiantes no tienen que preocuparse por la seguridad, ya que seestán capacitando para una carrera. De hecho, el sistema de ventilación Donaldson tiene un ancho de banda increíble, por lo que estamos extrayendo el doble de emanaciones que se requieren en la superficie de soldadura. No habría habido forma de que hubiéramos podido comprar ese nivel de equipo”.

Workshops for Warriors se encuentra en una campaña de capital para cuadriplicar su capacidad de 120 a por lo menos 450 estudiantes al año, y espera expandirse a ubicaciones en Estados Unidos una vez que se apruebe su solicitud de financiamiento de la Ley para Educación de Veteranos (GI Bill), proyectada para 2019. Luis y Prado dice que la capacitación aborda una grave falta de competencias en el sector de la fabricación en Estados Unidos.

“Estamos en la cúspide de una tormenta perfecta”, afirma Luis y Prado. “Un millón de veteranos abandonan el servicio cada cinco años, y se prevé que 2,3 millones de trabajos de fabricación avanzados no se llevarán a cabo en Estados Unidos durante la próxima década debido a la falta de mano de obra calificada.. Nos disponemos a reconstruir la fabricación estadounidense, un veterano a la vez”. Participar en esa misión ha sido gratificante para Donaldson, y Thomas y Walters en particular.

“Es una sensación especial saber que uno ha tenido un pequeño papel en ayudar a los demás”, dice Thomas. “El proceso me abrió los ojos en cuanto a la gran cantidad de veteranos que han contribuido a nuestro país y que regresan sin las habilidades necesarias para incorporarse a la fuerza de trabajo. Jugar un pequeño papel en corregir esa situación ha sido gratificante”.


‡ “The Skills Gap in U.S. Manufacturing: 2015 and Beyond” un estudio de Deloitte para Manufacturing Institute

Ver más información acerca de Workshops for Warriors >>