Dónde comprar Tienda Contactar

Mejores prácticas para mantener el diésel limpio

Mantenga el diésel limpio y seco 

La suciedad, el agua y otros contaminantes causan daños en el equipo, los depósitos y el combustible diésel en sí. En lugar de intentar solucionar los problemas después de que le cuesten tiempo y dinero, implemente programas preventivos para evitar estos problemas desde el principio. Seguir las mejores prácticas a continuación para el almacenamiento de combustible le ayudará a prevenir los gastos y el tiempo de inactividad que puede provocar la utilización del combustible diésel contaminado.

Calidad del combustible entregado 

Se debe esperar que los proveedores de combustible, como mínimo, proporcionen diésel que cumpla con las especificaciones de la industria y sea compatible con el clima local. Es razonable pedirle a su distribuidor que proporcione una certificación de que el combustible cumple o supera los requisitos de ASTM D975 y los apéndices de ASTM aplicables (o su equivalente local). 

Los usuarios de combustible diésel deben desarrollar un procedimiento de prueba periódico para supervisar la calidad y limpieza del diésel entrante. Puede ser difícil rechazar una entrega de un combustible muy necesario, pero es mucho más fácil aislar los problemas de calidad antes de que hagan daño que solucionarlos después de que hayan contaminado sus depósitos de almacenamiento y se hayan extendido por toda su flota. Muchos distribuidores de combustible de renombre le ayudarán con este proceso, o incluso lo harán en su nombre. 

Diseño y mantenimiento de los depósitos 

Un buen diseño de almacenamiento de combustible diésel tiene en cuenta tanto la estabilidad como la limpieza: 

Asegure siempre la capacidad de drenaje: Asegúrese de que haya un punto bajo en su depósito donde el agua y los contaminantes se acumulen y se puedan retirar con comodidad. Esto se puede lograr seleccionando un depósito con un sumidero incorporado o instalando su depósito en un ligero ángulo para que se produzca la acumulación natural cerca del drenaje de punto bajo. Un drenaje típico de punto bajo estará varios centímetros por encima del fondo del depósito, por lo que si el depósito no está instalado en ángulo, siempre habrá un volumen relativamente grande de fluido debajo del punto de drenaje que no se puede retirar fácilmente. Tanto los depósitos horizontales como verticales pueden contener una cantidad significativa de agua. 

No utilice el fondo del depósito: Por lo general, es una buena idea mantener alto el nivel de combustible. El fondo del depósito contiene todo el agua y los contaminantes que se han depositado fuera del combustible. Nunca se debe permitir que esta parte del depósito llegue a ser lo suficientemente alta como para que se dispense en su equipo. Coloque la tubería de salida a una altura adecuada o instale un dispositivo de succión flotante para evitar esto. 

Evite las temperaturas extremas: El calor acelera la degradación del combustible y promueve el crecimiento microbiano. El frío contribuye a la formación de agua libre y conduce a la precipitación de sólidos cerosos suaves. Instalar el depósito a la sombra de un toldo protector o aplicar una pintura reflectante puede ayudar a prevenir el calor extremo. Los depósitos subterráneos mantienen una temperatura más moderada tanto en verano como en invierno, pero están prohibidos en determinadas zonas debido a preocupaciones de contaminación del agua subterránea. Los calentadores de los depósitos por lo general tienen un coste prohibitivo. 

Renueve el combustible con frecuencia: El combustible se debe renovar lo más rápido posible, se recomienda al menos cada tres meses. No se debe almacenar combustible durante más de 12 meses. Se recomienda realizar una rotación muy frecuente en presencia de altas temperaturas o biodiésel, los cuales contribuyen a la degradación acelerada del combustible. 

Evite siempre la entrada de agua y suciedad: Es sorprendente cuánta suciedad y agua pueden entrar en un depósito a través de una simple entrada. Se deben tomar todas las medidas razonables para garantizar que no haya fugas estructurales y que todos los sellos estén bien apretados para proteger el combustible del agua subterránea, la lluvia y el lavado a presión. Además, los tubos de ventilación deben protegerse con una combinación de filtros de aire y desecante. A medida que se dispensa el combustible, entra aire en el depósito, junto con suciedad y humedad. Más información a continuación. 

Supervise la calidad del combustible: Se recomienda realizar pruebas periódicas para detectar la inestabilidad del combustible, posibles problemas de contaminación y la presencia de agua libre. El agua libre debe drenarse con regularidad. La limpieza del combustible y del depósito debe realizarse con prontitud según lo indiquen los resultados de la prueba.

Filtración de agua a gran escala

La eliminación de contaminantes con filtración a gran escala antes de bombear diésel al equipo permite que los sistemas de filtración a bordo hagan mejor su trabajo, al tiempo que respaldan la tecnología avanzada del sistema de combustible necesaria para cumplir con los estándares de emisiones. 

Limpia.

Un buen sistema de filtración de un paso en la entrada de los depósitos de almacenamiento de gran volumen reduce el riesgo de entrada de contaminantes en su infraestructura de almacenamiento de combustible y ayuda a mantener los niveles de limpieza necesarios. El diésel de su depósito representa una importante inversión. ¿Por qué arriesgarse a contaminarlo recibiendo una carga de combustible con niveles excesivos de suciedad, agua, sólidos blandos o bacterias? Detenga la contaminación antes de que la contaminación le detenga a usted. Proteja sus depósitos, su combustible y su equipo evitando la entrada de contaminantes dañinos. Los sistemas de filtración de gran volumen de Donaldson se pueden dimensionar para cualquier aplicación. Los sistemas pequeños pueden ser tan eficientes como los sistemas grandes y más complejos, si se diseñan correctamente.

Protege. 

Proteja su inversión en diésel mientras está en su depósito de almacenamiento en gran volumen. Instale respiraderos desecantes TRAP (protección avanzada térmicamente reactiva) con filtrado de aire integrado de alta eficiencia. Estos filtros de ventilación reducen el riesgo de que la humedad y los contaminantes puedan entrar al depósito de almacenamiento de gran volumen desde la ventilación para que los fluidos se mantengan limpios y secos. Cuando la humedad es un problema, añadir una ventilación de depósito activa (ARV) permitirá añadir una capa de aire seco sobre el combustible almacenado para reducir la humedad relativa del fluido. Extrae la humedad del combustible con aire comprimido seco para eliminar el agua disuelta, libre y emulsionada del combustible.

Mejora.

Limpie el combustible por última vez justo antes de que entre al equipo. Los filtros de punto de utilización limpian o eliminan cualquier agente contaminante que pueda haber entrado durante el almacenamiento o el último traspaso de combustible. Es en este punto en donde la filtración será más efectiva, ya que es la última protección antes de que el combustible pase a su equipo.

¿Busca un experto en filtración a granel para personalizar el tamaño de su sistema?

Cerrar